Menú

Solo soy porque ella fue conmigo

Ella.
Ella me cambió la vida.
Lo cambió todo.
Cambió mi forma de ver la vida, de hacer las cosas, de entender las cosas.
Me aportó consciencia.
Me quitó miedos para poner otros.
Ahora madrugar no es tan pesado. Salto de la cama como cuando era niño y fuera de mi casa me esperasen mil regalos.
No me da vergüenza cantar por la calle mientras camino.
Como mejor, la comida digo, porque ella me enseñó a masticar las cosas con calma. Esto podría equipararse a casi todos los hábitos del día a día. Ducharme, estudiar, conducir, leer, pensar… Sí, su calma fue mi calma. Se lo agradezco.
Cambiar no es fácil, lo sé, pero ella bailaba a mi compás para corregirme y lo que antes no coordinaba ahora parece más sencillo.
Sencillez, si, podría definirla como eso, pero me quedaría corto.
Ella está loca, pero su locura atraviesa las paredes sin destruir nada. Es pensamiento puro, es muy inteligente. Lee mucho pero la inteligencia no es lo que aprende de los libros, es su instinto.
Ella domina su instinto.
Tiene principios, como todos, y muchos deseaba cambiarlos, al menos cuando estaba conmigo.
Eso me sorprende, creo que yo también llegué a cambiarla un poco, menos sus pasiones.
Sus pasiones, sus pasiones...

IMG-20111210-00084

Deja un comentario