Menú

VEO TUS OJOS, LA·MENTE …

DSC00036

Siento en mi vientre
un canto que duerme al otoño.

Un mundo de ganas
y una eternidad de promesas.

El peregrinaje del desapego
aquel que honra el presente:

con un respiro profundo
que integre
cada aprendizaje
en mi piel

y que el color del tiempo
en mí
dibuje órbitas y sonrisas

placeres entre aguas compartidas
alineación de vientres
corazón y espina.

Un mundo de ganas
y una eternidad de posibilidad;
un peregrinaje al corazón.

De donde vengo,
el viento sopla fuerte
y la vida
enseña a relacionarme
con el tiempo.

A poder sentir con plenitud
que lo único que poseemos
es el aquí y el ahora,
no importa el resto.

Y que el fuego
que compartí
amando tanto,
pudo quemar
pero puso luz a tantas cosas…

Necesitadas de
volverse a digerir
para concluirse
con otros labios
y
otra mirada.

Y ese aprendizaje profundo,
es el camino del alma
en el día a día.

LA VIDA
es profundamente simple.

Y todo,
forma parte
del camino
hacia el templo
en el que ya
te encuentras.

AQUÍ Y AHORA.

FEEL

Estoy sintiendo sin dejar de sentir  (lamentar sentir.
Sentir que siento tanto.
Sentir un sentimiento como este aunque no pueda evitarlo.

Siento que vine a sentir,
sentir con totalidad.

Sentirme sintiendo. 

Sentir así y asá,
de aquí y de allá.

Sin juzgar lo que siento.

Sentir todo elemento.

Sentimiento de entraña, sintiendo que araña. Desde el fuego en el pecho hasta el agua en las pestañas.

Sentirme sintiendo tanto, 
y que sea sólo eso cuanto siento;
tan solo un sentimiento, sin mente… 
cíclico,
amplificado, 
liberador y fugaz…que hace que sienta… como siente la vida.

… me hace sentir VIVA.

WhatsApp Image 2021-02-04 at 12.15.06 (2)

𝓢𝓮 𝖍𝖆𝖈í𝖆 𝖋𝖆𝖑𝖙𝖆.

Siente algo en la amígdala. Algo parecido a la sensación que se te queda cuando comes algo que está podrido.
El cuerpo le pide agua. Le obliga a tragar todo ese amasijo experimental. Le sabe a caléndula, amarga y a oscuridad.
Sensación que, pasado lo pasado, apacigua a medida que recuerda la letanía en su boca invocando a Afrodita. Láudano de dioses. Minidosis de rima.

Camina a solas por la ciudad. La activación instintiva de sus entrañas le sugiere cambio, y allá que va. Deja de estar anclada a un miedo en el que ya no habita. Se cumplen sus presagios. Disfruta las visitas.

Su manada se ha ido y le ha dejado aquí; “apáñatelas solita”, decían.

Está buscando piso, a ser posible antiguo.
Si se siente ella misma es, sobre todo, cuando le bordean cosas que le parecen familiares y eso lo consiguen los techos y las esquinas. Anhela vivir  en el silencio, los calditos de paciencia a la hora del crepúsculo. Se lo nota.
Está deseando resolver los enigmas de sus posos.
Está matando a la vieja para que pueda renacer la ancestral.
Y todo este tiempo ha sido ella, no te confundas. LaOtra que tú has conocido es, en parte, consecuencia de su arte, no de su inseguridad.

Ah, y que haya una panadería cerca, decide. Ahora prefiere tomar decisiones a que las concesiones dependan de su fe. Si vuelve a confundirse será todo un bestseller, pero de momento está intentando hacer las paces con tu nombre, así que no la llames. No, mejor sigue como estás.
No le incomoda dormir sola, ni limpiar sus propios rotos, ni quedarse sin luz. Le inquieta el hecho de olvidarse las llaves. De que ahora no la necesitan y no está para salvar a nadie y, lo cierto es que, es verdad. Lo aprendió de su madre. Eso le duele y, curiosamente, le libera.
Ya puede ver el cartel de bienvenida en su cabeza. El hogar que tanto busca vuelve a estar en ella.

𝘚𝘪𝘦𝘯𝘵𝘦 𝘢𝘭𝘨𝘰 𝘦𝘯 𝘭𝘢 𝘢𝘮í𝘨𝘥𝘢𝘭𝘢 𝘺 𝘴𝘪𝘦𝘯𝘵𝘦 𝘢𝘭𝘨𝘰 𝘦𝘯𝘵𝘳𝘦 𝘭𝘢𝘴 𝘱𝘪𝘦𝘳𝘯𝘢𝘴.

IMG-20201003-WA0005~2

 

suficiente – Mente · poderosa

Lo que sorprende
no es lo que sucede
es la grandeza del camino
que eso abarca.

Lo que hace temblar
es hacer algo posible.
Creer en algo
y simplemente crear,
Juntas.

Lo que es posible
es la incertidumbre
de tan solo respirar.
Cambiar de enfoque
es
Lo que es posible
que haga a tu corazón
crecer.

Ya eres suficiente –
Mente poderosa.
Sal ahí fuera, juega
permítete amarte
deja que te amen.
Si todo esto, es una posibilidad.

Lo que hace a un alma fluir
a lograr armonía en su lenguaje,
desperezarse de la pereza, conocerla
y tomar acción,
saborear esta vida distraída
que nos propone aprender
a prestar verdadera atención.

A practicar el mensaje que comunicamos:
la insoportable levedad
de lo que hay debajo de la piel
que no es simple
pero es el Ser.

 

IMG_20201216_210459

 

inde·pendiente

Depende
si
dependes.

Depende
cuando
pendes
de lo que de ti
no depende.

Pendes
entre
ganarle
o
perderte.

Y entiendes
que pende
de no depender.

Y te
desprendes.

Así
os liberas.

ESTE MENSAJE ES PARA TI

Después de la jornada, hagas lo que hagas, el cuerpo de manera orgánica te habla. Depende de nuestros hábitos, que en mayor o menor grado, lo atendamos. Hay días en los que despierto con la sensación de que ya me falta el tiempo. Ni siquiera me levanté y ya ando pre-ocupada. Hace unos años quizá no tenía herramientas suficientes para saber que ya esa mentalidad al despertar, es un hábito. Pero hoy en día, respiro con aceptación mis pensamientos y recurro a mi aprendizaje para empezar el día con la predisposición de ocuparme de mí misma y no tanto de preocuparme. 

Visualizo mientras respiro y siento lo que el cuerpo amanece. La energía de este momento y cómo recorre mi mente el sendero de un cuerpo que es sabio porque desea aprender a cuidarse y a amarse en vida. Una vida viva, cambiante y acogedora a la vez. 

Darte el tiempo necesario, importa. La manera, también. Que los pensamientos con los que amanecemos son una oportunidad para dar un respiro profundo y, antes de accionar, visualizar cómo estás hoy y cómo deseas proyectarte en el tiempo que se va desenlazando a continuación. 

La oportunidad de cambiar la rutina de nuestra mente, la tenemos a nuestro alcance, aquí y ahora, instante a instante. Pero para saber qué, cómo y desde donde, necesitamos PARAR Y RESPIRAR. 

Tú, importas. La manera en la que te tratas, también. 

20200925200358_Moment

Quietude

I had a feeling.

It came to visit me 

ocasionally,

during the lonely afternoons.

When the moon

and the twilitgh

appear

on the horizon…

Both elements

makes me to understood

what happen

between

me and my strange mood.

 jj

 

Sales de tu cabeza y llegas al corazón

Vas a contar hasta tres, 𝐡𝐚𝐬𝐭𝐚 𝐭𝐫𝐞𝐬 𝐬𝐮𝐬𝐩𝐢𝐫𝐨𝐬 y después, vas a irte.
A medida que te alejes más de la cúpula azabache y te acerques hacia el latido púrpura del órgano, más clara te verás, más siendo tú que cualquier otra idea que haya podido confundirte.
𝙳𝚎𝚗𝚝𝚛𝚘. En el interior de los huecos que rodeas de intraversos se encuentra la verdad de la mentira dispuesta a saltar al vacío. Y en ese mismo vacío te das cuenta de que el aire falta y siempre vuelves de nuevo al principio para tratar de entender lo de atrás. Saltar, tomar impulso y notar al menos que 𝘴𝘪𝘨𝘶𝘦 𝘦𝘹𝘪𝘴𝘵𝘪𝘦𝘯𝘥𝘰 𝘱𝘢𝘻 𝘱𝘰𝘳 𝘳𝘦𝘤𝘰𝘳𝘳𝘦𝘳.

Precipitarte es escribir sobre esto, después de meses. Cuando la mentira se ha olvidado y la verdad se te estremece. De ahí que ahora, tras días y horas de intensa lucha sin desencadenar adrenalina, vuelvas a la melancolía prosaica del teclado transformando el miedo en intrépido poder.
Decía, pues, huecos. Allí están las dichas serenas posadas en el fondo y acumulando espacio. Hay un susurro y otras cosas semejantes a los silencios que tanto recibiste de otros ojos. Está la memoria onírica de los recuerdos y las experiencias que, en algún momento, hicieron que cada hueco desbordara invadiendo hasta la sa(n)grada entrada de tu física.
𝑺𝒆𝒏𝒕𝒆𝒏𝒄𝒊𝒂𝒔 𝒍𝒐 𝒒𝒖𝒆 𝒆𝒔 𝒍𝒂 𝒗𝒊𝒅𝒂 𝒄𝒖𝒂𝒏𝒅𝒐 𝒄𝒐𝒏𝒔𝒊𝒈𝒖𝒆𝒔 𝒕𝒓𝒂𝒔𝒑𝒂𝒔𝒂𝒓𝒕𝒆. 𝒀 𝒒𝒖é 𝒃𝒐𝒏𝒊𝒕𝒐 𝒄𝒖𝒂𝒏𝒅𝒐 𝒆𝒔 𝒑𝒖𝒓𝒐. 𝒀 𝒒𝒖é 𝒕𝒆𝒓𝒓𝒊𝒃𝒍𝒆 𝒄𝒖𝒂𝒏𝒅𝒐 𝒕𝒆 𝒅𝒊𝒗𝒊𝒅𝒆.
Mas en este centro habitas, en esta matriz semejante a la de todas, apoyas sus miedos y sostienes tu latido hasta pasados los 28 días. Pero no siempre. A veces no es suficiente con respirar. A veces irte se parece más a un volver hacia no saber dónde ni con quién, pero desandando el mismo camino consigues maravillarte con lo que dejaste pasar. A pesar de estar oscuro y hueco. A pesar de esto, te permites tres suspiros antes de salir de tu cabeza y residir, ahora, desde el cora.

45576423_10217817749624234_286551220032634880_n

∇∇∇

“Volver a una misma es abrazar la vida”

Cuando lo hago, lo hago despacio. Camino despacio. Fijo mi mirada a todo lo que está posado en el suelo y expando mi pensamiento que alcanza diferentes direcciones. El trayecto entre arena y piedras, cardos y moscas resulta placentero a mi cuerpo. Siempre encuentro algo. Exploro alrededor de mis pasos dedicando unos segundos a observar las huellas que sigo y que me llevan a nuevos lugares desconocidos. 

Oigo a las raíces extenderse para nutrir de salvia al árbol. Oigo cómo la humedad y la roca palpitan. Oigo cómo el búho canta a la bóveda nocturna y cómo el fuego agrieta y estremece la madera. Oigo mi respiración interna y siento como conecta con la expiración y el sudor de la montaña en el amanecer de esta nueva tierra.

Lo hago despacio. Cuando lo hago, respiro despacio. Dejo penetrar cada molécula de aire en mis terminaciones y libero toda pesadez al expirar. Me rindo a la gravedad. Su fuerza me hace permanecer, y en ese estado, alcanzo a llevar mi mirada por encima de mí, hacia
la
inmensidad
del
universo.

∇∇∇

〈Así sin más, sin saber lo que busco, sin esperar lo que encuentro, sucede. 

Aparece como la lluvia en un verano de sequía y humedece cada parte de mí, hace respirar cada poro.

Así sin más, sin querer buscarlo, sin imaginar el final, de pronto, empiezo otra etapa que ni yo misma pensaba sembrar.

Así sin menos, sin desear, sin ambicionar. La sencillez de dos copas de tinto y la calidez solar de Sara me hacen volverme y ver que sigo entera, sin lastras, verdeazulada, inalterable, integral.〉

∇∇∇

El tiempo sucede tranquilo en la noche de un verano ahora por fin frio.

    La dulzura camina conmigo. La bailo, la canto, ella fluye y yo la mimo.

Porque sin forzar nada, sin esperar nada, todo llega.

La lluvia, la calma………………………………………………………..el sentido.

 

379bbb09da1a2f9d3d68a3ed4df53cd6--marylin-monroe-marilyn-monroe-photos

haz, crea, siente, vive

Cuando el ovillo se teje con rigidez, hay etapas que te invitan a parar y destensar.
Y ahí debemos recordar, que todo es temporal, esto también.

Hay dolores en el pecho que solo se van al bailar.
Al dejar espacio, dejarse enfriar.

Porque el trazo de la poesía sea, para el alma ermitaña, el tic-toc de un nuevo cantar.
Desvincularnos para vincularnos, a otras partes de nosotras y nosotros mismos.
En un balance preciso, palpable y mágico, por encima de todos nuestros cuerpos.
Y a pesar de todo, nos hace sonreír.

Yace mi cuerpo en el séptimo cielo, ansiar ser efímera, mas estar bien presente en lo que vivo.
Mi piel mudó, se adaptó un poco más.
Mi vientre se lamió sus heridas y abrazó sus errores.
Todo mi cuerpo se estiró y aprendió a respirar,
al fin y al cabo,
la vida, con sus minutos y segundos.

Siempre hay tiempo, para invitarse a bailar, para invitarse a jugar.

 

IMG_20180831_225430