Menú

Sobre nosotras

No tengo ni idea qué sentí cuando te vi por primera vez, pero de lo que estoy segura es que supe que entrarías en mi vida en un futuro muy cercano, que serías importante; incluso antes de conocerte.
Como no puede ser de otra manera, gracias a un impulso de una mañana cualquiera, busqué y rebusqué en mi inconsciente algo que me hiciese estar cerca de ti. Contacté contigo en ese mismo instante porque supe que eso significaba algo y porque nunca puedo reprimir un impulso que me llega con tan buena vibración. Estaba segura de que te saldría una sonrisa cuando vieses mi mensaje, al igual que la mía cuando te estaba escribiendo todas esas palabras sueltas que, cuando las leías seguidas adquirían un significado precioso y envidiable: nuestras almas se conocerían. Pero lo más escalofriante fue que, cuando nos sentamos y no dejamos de mirarnos a los ojos contándonos nuestras glorias y cicatrices, nos dimos cuenta de que nuestras almas no se conocieron en ese instante sino que se RECONOCIERON. Sintiendo el misterio de la vida en mis venas desde ese día…, quiero vivir porque no puedo ser más feliz.

Se nace preparado.
Nosotras, nacimos sabiendo que,
algún día,
tu alma
buscaría
la mía,
para regalarme,
en algún lugar recóndito,
una bienvenida
entre líneas.
Líneas,
que colisionan,
que coexisten
más allá del mensaje
que acarrean sus palabras.
Líneas imperecederas,
Implacables.
Donde dos nombres:
Sara, Lola,
confluyen en una misma energía
y acaban resultando ser,
poesía.
Líneas entre líneas
solo augura
infinidad de espacios
‘’color blanco’’
que sanar con tinta
‘’azul’’
y nuevos comienzos,
como este.
Y todo, ¡a vuestra salud!
________________________

Lolailo Vidal || Sara G.G